sensibilidad dental

Sensibilidad dental: causas y prevención

 

Numerosas situaciones causan la exposición de la dentina al medio externo y pueden provocar la hipersensibilidad dental. Éstas suelen estar relacionadas con el estilo de vida de los pacientes y sus hábitos de higiene oral.

El cepillado

La fuerza excesiva del cepillado dental o la frecuencia con una pasta dental muy abrasiva, pueden provocar la abrasión del esmalte a nivel del cuello del diente exponiendo la dentina.

La alimentación

Los alimentos o bebidas ácidas (zumos de cítricos, refrescos carbónicos, etc.) pueden provocar descalcificación o erosión del diente sobretodo a nivel de su cuello.

Malos hábitos

El aumento de la fuerza de masticación (trauma oclusal, bruxismo) o los malos hábitos del paciente pueden provocar desgastes (atricción y/o abfracción) y exposición dentinaria.

Patologías generales

Otra de las causas de la hipersensibilidad dental pueden ser las patologías generales o ciertas situaciones que provocan un medio oral ácido, como son las patologías estomacales (úlcera, hernia de hiato, etc.), psicológicas (bulimia, anorexia nerviosa) o profesionales (catadores de vinos, panaderos, etc.).

Otras causas

También puede aparecer como consecuencia de recesiones gingivales causadas por tratamientos odontológicos, como una limpieza profesional, un tratamiento periodontal básico o una ortodoncia. Aunque también puede estar provocada por una simple anomalía anatómica que, a causa de un defecto, la dentina queda al descubierto.

¿Cómo puedo evitar la sensibilidad dental?

Las medidas preventivas que se recomiendan para evitar la sensibilidad tienen que ver con la preservación de los tejidos dental y gingival en optimas condiciones.

Será necesario también pautar unos hábitos dietéticos: evitando el consumo de bebidas y alimentos ácidos. Así como corregir los malos hábitos: evitar el uso de palillos de madera, bruxismo, etc. Además, es recomendable que un profesional te de las instrucciones correctas de higiene oral: técnica de cepillado adecuada y usar una pasta dentífrica poco abrasiva. Junto con éstas, es importante el uso de agentes desensibilizantes para tratar la sensibilidad dental.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR