diabetes y salud bucal

Diabetes y salud bucodental

Las personas con diabetes que tienen niveles irregulares de glucosa en la sangre tienen un mayor riesgo de problemas dentales y enfermedades de las encías que las personas sin diabetes. Esto se debe a que han reducido la resistencia a las infecciones y es posible que no se curen tan fácilmente.

La diabetes es una enfermedad común que afecta a casi 1,5 millones de personas (alrededor del 7,6% de la población). Los primeros signos y síntomas de diabetes pueden ocurrir en la boca, por lo que prestar atención a tu salud oral también puede conducir a un diagnóstico y tratamiento más tempranos.

Los problemas de salud oral más comunes que afectan a las personas con diabetes son:

  • Enfermedad periodontal (de las encías)
  • Inflamación de las encías
  • La caries dental
  • Infecciones fúngicas como aftas
  • Liquen plano (una afección inflamatoria y autoinmune de la piel)
  • Úlceras en la boca
  • Alteraciones del gusto
  • Boca seca y ardiente (niveles bajos de saliva).

Diabetes y enfermedad periodontal

La enfermedad periodontal (de las encías) es causada por una infección que destruye el hueso que rodea y sostiene los dientes. Este hueso mantiene los dientes dentro de su mandíbula y nos permite masticar cómodamente. Las bacterias y los restos de comida, llamados placa dental, son esenciales para la enfermedad de las encías.

Si se deja en los dientes y las encías, la placa se endurece para formar cálculos o sarro. La placa y el cálculo irritan las encías alrededor de los dientes para que se enrojezcan, se hinchen y sangren. A medida que progresa la enfermedad de las encías, se pierde más hueso. Los dientes se aflojan y pueden caerse solos o puede que sea necesario extraerlos.

La enfermedad de las encías es más común y más grave en personas con niveles de glucosa en sangre subóptimos. Esto se debe a que generalmente tienen una menor resistencia a la infección y una menor capacidad de curación.

Es importante cuidar nuestra salud bucal y controlar los niveles de glucosa en la sangre para prevenir la enfermedad de las encías. Es una calle de doble sentido. El tratamiento de la enfermedad de las encías ayuda a mejorar los niveles de glucosa en sangre en personas con diabetes, y las personas con niveles óptimos de glucosa en sangre responden muy bien al tratamiento dental.

Síntomas de la enfermedad de las encías

Consulta a tu dentista de inmediato si notas signos y síntomas de enfermedad de las encías, que incluyen:

  • Encías rojas, hinchadas, sensibles y sangrantes
  • Una secreción persistente (pus) proveniente de las encías
  • Encías que están flojas y se separan de los dientes
  • Mal gusto o mal aliento
  • Dientes flojos: esto puede cambiar la "sensación" de su mordida cuando los dientes se colocan juntos o puede hacer que las dentaduras se ajusten de manera diferente
  • Espacios que se abren entre los dientes

Diabetes y caries

Con el aumento de los niveles de glucosa en sangre, las personas con diabetes pueden tener más glucosa en la saliva y la boca muy seca. Estas condiciones permiten que la placa dental se acumule en los dientes, lo que provoca caries.

La placa dental se puede eliminar con éxito limpiando a fondo los dientes y las encías, mínimo dos veces al día, con un cepillo de dientes y pasta dental con fluoruro. Usa limpiadores interdentales o hilo dental diariamente para limpiar entre los dientes. Cuidar bien los dientes previene las caries y las enfermedades de las encías.

Diabetes e infecciones fúngicas orales

La candidiasis oral es una infección micótica. Es causada por un crecimiento excesivo de la levadura, Candida albicans, que ocurre naturalmente en la boca. Algunas afecciones causadas por la diabetes, como el alto nivel de glucosa en la saliva, la poca resistencia a las infecciones y la sequedad de boca (niveles bajos de saliva) pueden contribuir a la candidiasis oral.

La candidiasis oral causa manchas blancas o rojas en la piel de la boca, lo que puede provocar molestias y úlceras. Una buena higiene bucal y niveles óptimos de glucosa en sangre son críticos para tratar con éxito la candidiasis oral. Tu dentista puede tratar esta afección recetando medicamentos antimicóticos.

Cuidar tus dientes y encías 

Si padeces de diabetes y deseas prevenir problemas de dientes y encías, es recomendable que sigas estos consejos:

  • Haz caso a las indicaciones de tu médico sobre la dieta y los medicamentos para mantener los niveles de glucosa en sangre lo más cerca posible de los niveles óptimos.
  • Limpia a fondo tus dientes y encías dos veces al día con pasta de dientes que contenga flúor.
  • Usa hilo dental todos los días para limpiar entre los dientes.
  • Visita a tu dentista regularmente para obtener consejos sobre atención domiciliaria adecuada, intervención temprana y visitas periódicas de mantenimiento preventivo para mantener tus dientes y encías saludables. Tu dentista querrá saber cuáles son tus niveles de glucosa en la sangre y qué medicamentos estás tomando.
  • Evita tener la boca seca: bebe mucha agua y mastica chicle sin azúcar para estimular la producción de saliva.
  • No fumes.
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR
sensibilidad dental
Educando en salud

Sensibilidad dental: causas y prevención

Numerosas situaciones pueden provocar la hipersensibilidad dental. Éstas suelen estar relacionadas con el estilo de vida de los pacientes y sus hábitos de higiene oral. En este post te lo contamos.

diagnostico bruxismo
Rehabilitación Oral

Cuando toda la culpa es del bruxismo

El sobrediagnóstico del bruxismo hace pensar que estamos ante una autentica epidemia. Esta situación en el fondo podría ocultar restauraciones deficientes, problemas gastrointestinales , hábitos alimentarios y síndromes de dolor crónico.